Sindihogar

Sindillar

Somos el primer Sindicato independiente de Trabajadoras del Hogar y los Cuidados (THC) en Barcelona. El Sindicato nace en el año 2011 ante la ausencia de una organización independiente, con perspectiva de género, clase y raza de orden jurídico sindical.

Autoorganización

De las mujeres trabajadoras del hogar para defender la vulneración de derechos fundamentales

Libertad

Ampliamos los márgenes de libertad y participación social, política y cultural.

Derechos

Normativa digna para que no sea un destino asignado a las mujeres migrantes y empobrecidas

¡AFILIATE A SINDIHOGAR!

Reivindicaciones Políticas

  •  La Total Inclusión de las trabajadoras en el régimen General de la Seguridad Social.
  • Derecho al PARO/DESEMPLEO, como el resto de trabajadores y trabajadoras.
  • Contrato por escrito.
  • Eliminación del pago por especies.
  • Por una Tabla Salarial con Revisión según el IPC.
  • Cumplimiento de las Pagas Extras.
  • Derecho a vacaciones anuales. Libranzas semanales.
  • Derogación del despido arbitrario/despido libre.
  • Eliminación de las Oficinas de Colocación y de las ETT
  • Reivindicar al Estado Español la ratificación del Convenio 189 de la OIT (2011) que obliga a la equiparación de los derechos laborales de las THC al resto de trabajadores/as del Régimen General de la Seguridad Social.
  • La derogación de la Ley de Extranjería RD1424/1985 y la Ley Orgánica 2/2009, que dificulta la reconstrucción de redes familiares sea en destino o en origen.

Reivindicaciones Sociales

  • Mejorar y dignificar los trabajos del THC.
  • Amplificar nuestra voz para que las diferentes administraciones y las competencias que a cada una le corresponde atiendan nuestras demandas.
  • Visibilizar las situaciones precarias de las cuidadoras, las trabajadoras por horas y las internas ignoradas, y demandar por el cumplimiento de los derechos negados.
  • Sensibilizar y concienciar a la sociedad civil del reconocimiento y valor del trabajo que realizan las mujeres, como parte de la economía de los cuidados, ya que las mujeres migrantes del THC “cuidamos la vida”.
  • Empoderarnos como mujeres, darnos presencia, espacio, subjetividad propia, frente al sistema patriarcal que nos oprime y discrimina en diferentes formas y ámbitos.
  • Sabernos portadoras de cultura y no sólo de cuidados.